Datos rápidos

MAPS icon for country

País: Filipinas

Año de evaluación: 2019

Valor de contratación: $US 43.000 millones

Organización líder: Junta de Política de Contratación Pública (GPPB)

Socios principales: Banco Mundial (WB), Banco Asiático de Desarrollo (ADB)

Los antecedentes

Filipinas inició una evaluación exhaustiva de su sistema de contratación pública utilizando la metodología MAPS en julio de 2019. Esta evaluación fue una respuesta al reconocimiento del papel vital que desempeña la contratación pública en la prestación de servicios públicos, la buena gobernanza y la sostenibilidad económica. Filipinas, al igual que muchos países, asigna una parte significativa de su presupuesto a la contratación pública, lo que representa alrededor del 60 por ciento del presupuesto total, que asciende a aproximadamente 43 mil millones de dólares estadounidenses. Este importante gasto está impulsado por ambiciosos proyectos de infraestructuras, como el "Programa Construir, Construir, Construir", con un presupuesto previsto de 171.000 millones de dólares.

En las dos últimas décadas, Filipinas ha emprendido varias reformas para reforzar su marco jurídico e institucional en materia de contratación pública. Entre los principales hitos cabe citar la promulgación de la Ley de la República (RA) en 2003, el establecimiento del Consejo de Política de Contratación Pública (GPPB) como órgano regulador, la introducción del sistema de Indicadores de Cumplimiento y Rendimiento de la Contratación Pública de las Agencias (APCPI) y la creación del Sistema Electrónico de Contratación Pública de Filipinas (PhilGEPS) para publicar las oportunidades de licitación y las adjudicaciones de contratos. A pesar de estos logros, siguen existiendo importantes retos, especialmente en áreas como las normas de elegibilidad y participación, los enfoques de contratación para maximizar la rentabilidad, la ausencia de un órgano independiente de revisión de reclamaciones y la preocupación por la eficiencia operativa de PhilGEPS.

Proceso

 MAPS_Philippines_visual_CC

La evaluación MAPS del Sistema de Contratación Pública de Filipinas comenzó a mediados de octubre de 2019. El proceso de evaluación implicó varias etapas y se basó en múltiples fuentes de información más allá de los documentos legales. Estas fuentes incluyeron entrevistas con las principales partes interesadas y la revisión de los archivos de contratación pública. A pesar de enfrentar interrupciones y limitaciones debido a la pandemia COVID-19, la colaboración y el apoyo del Departamento de Presupuesto y Gestión (DBM), GPPB-TSO y otras partes interesadas garantizaron la finalización exitosa de la evaluación.

Resultados principales e impactos

Las principales recomendaciones derivadas de la evaluación fueron:

  • Se destacó la necesidad de abordar los requisitos de elegibilidad para los licitadores extranjeros, ya que estos requisitos podrían obstaculizar la competencia en el mercado de contratación.
  • Se hizo hincapié en promover el uso del cálculo del coste del ciclo de vida (CCV) y de criterios de sostenibilidad en las evaluaciones de las ofertas para lograr una mejor relación calidad-precio.
  • Mejorar la planificación de la contratación y potenciar la competencia.
  • Reforzar la gestión de los contratos, ya que un número significativo de los contratos evaluados experimentaron retrasos.
  • El cumplimiento de PhilGEPS fue otra área identificada para la mejora, con la expectativa de que el Sistema Electrónico de Contratación Pública de Filipinas modernizado (mPhilGEPS) mejore el cumplimiento y la disponibilidad de datos.
  • Se recomendó la creación de un órgano independiente de revisión de la contratación administrativa para mejorar la transparencia y la eficacia, en consonancia con las mejores prácticas internacionales.

De cara al futuro, Filipinas pretende adaptar sus reformas de la contratación pública a los retos y oportunidades que presenta la pandemia de COVID-19. Estas reformas incluyen la capitalización de los esfuerzos realizados en el pasado para mejorar la calidad de la contratación pública. Estas reformas incluyen la capitalización de los esfuerzos realizados en el pasado para mejorar el marco jurídico y normativo, la puesta en práctica de estrategias de contratación pública ecológica, la modernización de PhilGEPS y la optimización de las estrategias de planificación de la contratación introducidas desde 2019 para lograr ahorros de fondos públicos, estimados en un 26-29 por ciento del gasto total en contratación.